En estos casos suele hacer falta techar  en estructura fija con aluminio o hierro y canalón o bien móvil con posibilidad de motorización.

Con aluminio o PVC usted dispone de multitud de combinaciones con ventanas correderas, abatibles, fijos de vidrio para aprovechar la luz y las vistas y diversos niveles de aislamiento según sea para un cierre complementario o bien por ejemplo integrar una terraza a un salón.