Ventanas con sistema practicable van colgadas sobre una guía superior y el sistema de cierre es mediante gomas, dependiendo del número de hojas existen diferentes combinaciones de apertura, tanto en apertura interior como exterior y con posibilidad de rotura de puente térmico.  El carril inferior se puede embutir en el suelo para dejar el paso despejado.